Declaración pública Federación de Sindicatos Conaf

Declaración pública Federación de Sindicatos Conaf

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La Federación Nacional de Sindicatos Regionales de CONAF, FENASIC, nos dirigimos a la opinión pública con el propósito de compartir nuestra preocupación sobre el anuncio del Ministerio de Bienes Nacionales que estableció un cronograma y definió el tipo de proyectos que se espera materializar para licitar y concesionar la administración de una serie de Parques Nacionales a lo largo de Chile.

Hasta ahora y durante muchos años se otorgaban concesiones para complementar y mejorar servicios de atención a los visitantes, particularmente durante los periodos de mayor afluencia, permitiendo liberar de esas funciones a los Guardaparques, para que ellos pudiesen dedicarse a su labor fundamental, como es la protección y monitoreo de los ecosistemas bajo protección y desarrollar funciones de educación ambiental a los visitantes, ya que una de funciones básicas de un Área Protegida es contribuir a la educación de los ciudadanos sobre el valor de la Herencia Natural y Cultural que dichas unidades resguardan. Se debe tener en claro que la primera función del sistema de áreas protegidas del Estado es la preservación y conservación de tales atributos y, la recepción de visitantes se genera en un marco de educación y no de turismo. Sin embargo, visiones cortoplacistas y mercantilistas han creído que la función de tales unidades es servir de soporte al turismo, alterando con ello los objetivos que llevaron a la creación e instalación de estas áreas. Ello se revela en toda su magnitud con la promulgación de la Ley 20.423 de Turismo, la que le otorga a Bienes Nacionales la facultad de licitar Parques Nacionales, modificando en forma significativa y totalmente contraria al sentido, significado y objetivo de estas unidades y que violan la Convención de Washington.

Hoy se está tomando una decisión de dudosa legitimidad puesto que se pretende licitar terrenos al interior de los Parques Nacionales para construir infraestructura turística, para potenciar ese rubro.

Lo que significa que ahora se ponen en evidencia dos problemas: a) creer que los Parques Nacionales son meramente instrumentos de Turismo y, b) se va a permitir concesiones de territorio al interior de ellos, con lo cual estamos frente a un proceso de privatizaciones encubiertas, afectando y disminuyendo el Bien Común, que pertenece a la Nación entera y que la propia Constitución Política ordena proteger.

Adicionalmente se pretende aumentar el flujo de visitantes, sin tener en consideración si existen las suficientes brechas de capacidad de carga de las unidades, que permitan no poner en riesgo los objetos de conservación que allí se protegen. El sistema de parques requiere un incremento significativo de su presupuesto que garantice una mayor dotación de guardaparques, restauración de las áreas quemadas y la implementación de los planes de manejo de cada una de ellas considerando fuertemente la fragilidad de estos ecosistemas, cuyo principal atractivo es justamente su singularidad en cuanto a paisaje, biodiversidad y regulador del clima y las aguas.

Estamos frente a decisiones que pueden poner en riesgo la capacidad de resiliencia de los ecosistemas protegidos en estas unidades, lo cual es doblemente preocupante estando frente a una emergencia climática que tiene a nuestro país entre los cincuenta países a nivel mundial que serían más afectados por los efectos del Cambio Climático de acuerdo a la información del Grupo CR21.
En este contexto de corto y mediano plazo tomar decisiones guiadas solamente por criterios mercantilistas no sólo es insuficiente sino altamente irresponsables, máxime que Chile será la sede de la próxima COP25, y este tipo de decisiones van justamente en el sentido contrario que vienen señalando los científicos y acordando los países.

Es un deber del estado asegurar un medioambiente libre de contaminación, proteger el patrimonio de todos los chilenos y como funcionarios del estado denunciamos la sistemática desfinanciación de CONAF para privatizar lo que es de todos los chilenos.

Ante esta mal fundada decisión, FENASIC no puede sino declarar públicamente su preocupación, estupor y rechazo ante la sociedad chilena y hace un llamado a las autoridades a revisar sus decisiones en el marco de los preceptos constitucionales, considerando que esta política puede hipotecar el futuro de nuestros hijos.

“Esta es la técnica estándar de la privatización: cortar el presupuesto para que las cosas no funcionen, la gente se molesta, y se usa eso como excusa para pasarlo a manos del capital privado”.

Noam Chomsky

DIRECTORIO NACIONAL FENASIC

X
Skip to content