Unidad para el Cambio presentó su propuesta de pensiones frente al fracaso evidente de las AFP

Unidad para el Cambio presentó su propuesta de pensiones frente al fracaso evidente de las AFP

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los presidentes de los Partidos de la coalición Unidad para el Cambio (FREVS – PRO y PC) entregaron en conferencia de prensa la propuesta de pensiones que busca crear un sistema de seguridad social público, tripartido, multipilar y de reparto que ponga fin al lucro.

El sistema de pensiones basado en las AFP fracasó. No fue capaz de cumplir lo prometido. “Hoy, cuando las primeras generaciones que se vieron obligadas a participar de este sistema empiezan a pensionarse, queda al descubierto el drama social que significa para Chile el desmantelamiento de la seguridad social. El resultado básico de la reforma de 1981 es que los pensionados reciben una pensión contributiva equivalente a menos del 20% de su último sueldo. Y esta tasa de reemplazo irá disminuyendo para los próximos jubilados, dada una rentabilidad de los fondos de pensiones que estará en torno al 3% para las próximas décadas, muy lejos del 7,8% que prometía el sistema desde su inicio” señala en parte el documento.

Es así que Camilo Lagos, timonel de Los Progresistas señaló: “Hacemos un llamado a un consenso como sociedad. Un sistema que condena a un 75% de la sociedad a pensiones de miseria es a  su vez una sociedad miserable. Nosotros, por el contrario, aspiramos a que la chilena sea una sociedad solidaria. Llegó el momento de superar el individualismo que nos impuso la dictadura y avanzar con coraje, de forma escalonada y responsable, hacia un sistema de pensiones que le entregue dignidad a la vejez“.

Agregó Lagos que “debemos reconocer que el sistema actual de pensiones no aguanta más parches. Hay que repensar el modelo y por eso hablamos de un sistema de pensiones público, tripartito, multipilar y de reparto. Así creemos que tienen que construirse las sociedades modernas: donde el joven ayuda al más viejo, el más rico al más pobre y -en este caso- los hombres a las mujeres“.

Por su parte, el presidente del partido Comunista, Guillermo Teillier, sostuvo sobre la propuesta de Piñera que salvo por el reajuste de la pensión básica solidaria, que puede ser vista aparte “el  proyecto es muy malo, muy deficiente. La verdad es que los pensionados actuales de las AFP no van a recibir prácticamente aumento, y los trabajadores van a empezar a ver los efectos de este proyecto en unos 30 años más. A nosotros nos parece que esta es una cuestión muy urgente, es una demanda muy sentida. Los adultos mayores tienen cada vez más problemas con las bajas pensiones, y como hay tanta precarización en el trabajo, la verdad es que con los actuales sueldos, ni aunque se impusiera el 100% del periodo trabajado, las pensiones igual van a seguir siendo bajas con el actual régimen de las AFP“.

Agregó Teillier: “Por eso es que nosotros como Unidad Para El Cambio estamos proponiendo un nuevo proyecto de reforma al sistema previsional, que cambia totalmente el régimen en relación a las pensiones. Y creemos que es un proyecto que se puede discutir, lo pondremos a disposición de todos los partidos políticos, de las organizaciones de pensionados, las organizaciones de trabajadores; a todos los que les importa el tener un nuevo sistema de pensiones. También vamos a conversar con No + AFP, para tratar de aunar criterios respecto de un proyecto como este“.

Por su parte, el presidente de la Federación Regionalista Verde Social, Jaime Mulet, reforzó la postura de Unidad, señalando que “vamos a votar en contra en particular el proyecto del gobierno, porque es un proyecto que no modifica el sistema de AFP, mantiene el sistema y nosotros por cierto no somos partidarios de la AFP; y no por una cuestión ideológica, sino porque es un sistema que fracasó”.

Si bien destacó que están disponibles para aprobar el 10% de aumento de las pensiones básicas solidarias, el diputado regionalista explicó que “hoy con pensiones solidarias que están del orden de $110.000, yo les pregunto, cuánto van a tener que gastar más esos adultos mayores con el 20% que subió en estos últimos meses la cuenta de la energía eléctrica, le van a subir 4 o 5 mil pesos allí. Cuánto van a gastar más en locomoción, tras reciente alza en metro y transantiago. Ahí se le van a ir las 10 lucas, entonces esto es una burla. Lo que hay que hacer es una transformación profunda del sistema y no tenerle miedo a los dueños de las AFP”.

Eso motiva la presentación responsable, política y económicamente posible desde el punto de vista de las finanzas públicas, donde solo pedimos aumentar en un 0,5% el PGB lo que hoy día ya se está proponiendo gastar por parte del Estado. Y le hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas de Oposición, a quienes por cierto abriremos nuestra iniciativa, a no tenerle miedo a los grupos económicos que están detrás de las AFP; porque habiendo fracasado el sistema – ya que entrega pensiones miserables -, no hay nada más que discutir, por lo que esperamos que en los próximos días aquellos que se han dejado presionar cambien y rechacen y hagamos el proyecto del gobierno, para que tengamos una discusión y una transformación seria de nuestro sistema previsional pensando en esos adultos mayores y los que lo van a ser en los próximos años, porque esto es urgente”.

Síntesis de la propuesta:

PROPUESTAS DE LA UNIDAD PARA EL CAMBIO PARA UN NUEVO SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL

El sistema de pensiones basado en las AFP fracasó. No fue capaz de cumplir lo prometido. Hoy, cuando las primeras generaciones que se vieron obligadas a participar de este sistema empiezan a pensionarse, queda al descubierto el drama social que significa para Chile el desmantelamiento de la seguridad social. El resultado básico de la reforma de 1981 es que los pensionados reciben una pensión contributiva equivalente a menos del 20% de su último sueldo. Y esta tasa de reemplazo irá disminuyendo para los próximos jubilados, dada una rentabilidad de los fondos de pensiones que estará en torno al 3% para las próximas décadas, muy lejos del 7,8% que prometía el sistema desde su inicio.

La cobertura del sistema contributivo de AFP es muy deficiente: como reflejo de la informalidad y la precariedad en el mundo del trabajo, solo un 60% de la fuerza de trabajo cotizó para su pensión en el primer semestre de 2019, arrastrando lagunas previsionales por cesantía o informalidad, que se concentran en las mujeres.

El resultado es, que el 40% de la población solo podrá aspirar a la pensión solidaria o con una pensión contributiva que se complemente con aporte previsional solidario, quedando así el 74% de los pensionados con una pensión menor al salario mínimo.

El sistema de reparto se mantuvo como privilegio para las FF.AA. y Carabineros, cuesta hoy a todos los chilenos un 0,9% del PIB para 170.000 ex uniformados, mientras en la pensión solidaria que cubre 1.600.000 jubilados solo se gasta un 0,8% del PIB. Sostener el sistema antiguo de cajas, pero sin las cotizaciones, representa todavía un gasto presupuestario de 1,5 % del PIB y por décadas alcanzó entre un 3% y 5% del PIB.

Para un Necesario Nuevo Modelo Previsional[1]

Unidad por el Cambio presenta al país una propuesta de cambio al modelo previsional vigente que se enmarca en un proceso mayor de transformaciones y cuyo horizonte es terminar con el modelo actual de seguros privados. Propone, la creación de un Sistema de Pensiones Publico, Tripartito, Multipilar, Solidario y de Reparto.

Con esta propuesta ponemos fin de lucro en las pensiones, para pasar a ser un derecho de todas y todos, donde la administración de los fondos de pensiones será responsabilidad del estado y termina con las AFP.

El estado tendrá la principal responsabilidad en el sistema de seguridad social, pues solo podrá ser una institución pública la que aplique los principios del sistema de reparto. La institución que puede hacerse cargo de manera inmediata es el Instituto de Previsión Social, pues tiene las capacidades de recaudación, ahorro, cálculo de beneficios y pago de las pensiones del nuevo sistema.

Los empleadores tendrán que volver a cotizar para mejorar las pensiones de los trabajadores, mejorarán las pensiones con distintos pilares que contribuirán a una mejor vejez, incorporando el reparto y el ahorro solidario, mediante la solidaridad de los trabajadores a los jubilados, de los altos ingresos a los bajos ingresos y de los hombres con las mujeres, volveremos a apoyarnos entre todos para que ningún adulto mayor viva en la pobreza.

Nuestra propuesta de sistema entregara una Pensión Básica Universal de $225.000, para todas y todos los jubilados, nadie vivirá con una pensión bajo la línea de la pobreza; segundo, entregará un bono mujer y reconocimiento a la maternidad que en promedio elevarán las pensiones de las mujeres un 37%; tercero, se implementará un sistema de reparto con múltiples instrumentos, con su aplicación total se mejorarán en un 50% promedio las pensiones de los hombres y las pensiones de las mujeres en casi un 80% promedio; cuarto, el mejorará más las pensiones más bajas nivelando hacia arriba el sistema de pensiones chileno, que pasará de una pensión promedio de $230.000 a $547.000, donde la pensión contributiva más baja partirá del salario mínimo vigente.

Este sistema será posible porque recaudaremos una nueva cotización de cargo del empleador para que trabajadores y empresarios coticen de forma igualitaria, como dictan las normas internacionales. Además, el cálculo realizado bajo supuestos aceptados, nos indica que el Fondo Ahorro Solidario puede sostener el sistema más allá del año 2100, lo que dará la posibilidad a futuras generaciones de ajustar el sistema a los cambios culturales que vayan a suceder.

Esta propuesta está pensada para ayudar a los trabajadores de hoy y de mañana, nos hacemos cargo de todos los jubilados de hoy y los que están por venir, nadie quedará atrás, nuestro compromiso es mejorar las pensiones hoy, y darle un justo y merecido descanso a todos los adultos mayores que ayudaron a construir el Chile que tenemos.

[1] Los instrumentos de reparto que sostienen las argumentaciones y los cálculos hechos, estarán disponibles para todas y todos aquellos que quieran estudiarlos.

X