UNIDAD PARA EL CAMBIO PROPONE 4 PUNTOS CLAVES AL GOBIERNO PARA DAR PRONTA RESPUESTA A DEMANDAS SOCIALES

UNIDAD PARA EL CAMBIO PROPONE 4 PUNTOS CLAVES AL GOBIERNO PARA DAR PRONTA RESPUESTA A DEMANDAS SOCIALES

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En reunión realizada hoy en dependencias del ex Congreso Nacional, los timoneles del bloque político social Unidad Para el Cambio, que conforman la Federación Regionalista Verde Social, el Partido Comunista y Partido Progresista, junto con valorar y compartir la manifestación social que se ha expresado en estos días en Chile, plantearon 4 puntos trascendentales al gobierno, para dar soluciones inmediatas a las demandas de la ciudadanía.

Al respecto, el presidente de los Regionalistas, Jaime Mulet, señaló que “la ciudadanía se ha expresado con claridad y absoluta legitimidad, y sin ninguna pretensión como partidos políticos de sustituirla, creemos que esa voluntad expresada, pero también esa rabia, debe ser canalizada y por eso nos reunimos hoy para plantearle al gobierno una serie de medidas que permitan establecer un diálogo con la sociedad, con la gente que se está movilizando y que claramente está planteando demandas que de una u otra manera han superado hace bastante tiempo a los propios movimientos políticos”.

En primer lugar, Mulet indicó que “Como partidos políticos de Unidad Para el Cambio, creemos que es urgente e inmediato que el gobierno retire la Reforma Previsional que ha planteado y que la sustituya por una reforma que permita tener un sistema previsional público, multipilar, intergeneracional, con solidaridad y de reparto, como la que hemos planteado nosotros mismos como UPC”.

“Nosotros hemos hecho una propuesta fiscalmente responsable, que dobla las pensiones promedio de hoy, establece una pensión mínima para las personas que contribuyen igual al ingreso mínimo e implican aumentos importantes ahora en las pensiones para todos los chilenos. Creemos que eso es fundamental, no dilatar, por eso que debe retirar la reforma rápidamente, y en pocos días restablecerla por una reforma que cambie el sistema, que extinga a las AFPs, y que a través de un sistema público tengamos pensiones dignas ahora”.

Asimismo, el también diputado regionalista recalcó que “debe modificarse la reforma tributaria que tiene el gobierno y que es parte de su proyecto estrella, eliminando todo lo que implica beneficios para los más ricos y la reintegración del sistema, manteniendo algunos beneficios que tiene y algunos aumentos de pensiones, pues esos recursos son necesarios y urgentes hoy día para el país”.

En la misma línea, Mulet indicó que también “queremos pedirle al gobierno que nos acompañe en el proyecto de 40 Horas que presentaron parlamentarias del partido Comunista y que cuenta con el apoyo de prácticamente todos los partidos de la Oposición, pues es algo muy sentido y que corrige también otro de los graves problemas y molestias que tiene la ciudadanía y con razón, que tiene que ver con sus plazos, sus horarios, los tiempos de desplazamiento y los abusos que hay. Es un proyecto muy redistributivo y creemos que debe también verse rápido y de inmediato”.

Además, sin perjuicio de lo anterior, agregó “como Unidad para el cambio estamos convencidos que tenemos que hacer e iniciar desde ya un cambio a la Constitución, a través de las modalidades que hemos expresado una y otra vez, vale decir, a través de una Asamblea Constituyente. Partir con un momento constitucional y provocar el cambio de nuestro sistema, porque ahí está la madre del cordero, ahí es donde están las complicaciones y las trabas que hay para hacer otra serie de mejoramientos que tenemos que hacer en nuestro país”.

Por su parte, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, recalcó que “Hemos tomado este acuerdo como expresaba el diputado Mulet, pues creemos que es absolutamente necesario, hoy día más que nunca, que el conjunto de la Oposición se ponga de acuerdo, porque si hay una cosa grave es el estado de emergencia, que el gobierno no escuche, la represión en las calles, los toques de queda. Pero asimismo, me parece a mí que lo más complejo es que la Oposición no sea capaz de presentarle al país una salida a esta situación. Entonces la salida está quedando en manos de aquellos que propugnan la militarización de la política y no solucionar políticamente los temas”.

“Por eso es que nosotros estamos planteando que se acoja lo que están solicitando las organizaciones sociales, que se negocien las demandas con ellos, que el gobierno converse con ellos. Esa es la salida política al problema, no es otra. Algunos alegan por la violencia, nosotros nunca la hemos propiciado, pero sin embargo hay que buscar las causas, el origen, y todos los tenemos claro, sobre todo lo tiene claro el pueblo que se está manifestando en las calles, con rabia contenida y a lo mejor también hay delincuencia”.

Y en la misma línea, agregó que “aquí lo de fondo son las demandas de la ciudadanía que no se escuchan y en eso queremos contribuir con el movimiento social y creemos que lo tiene que hacer la Oposición es abrirle paso a esas demandas y tienen que escucharse mucho. Nosotros hemos expresado algunas, el movimiento social tiene varias que son todas válidas, y hacia allá debemos avanzar”.

Teillier fue claro en recalcar que “el gobierno y la derecha no puede insistir en la tozudez total de creer que con solo rebajar el pasaje del metro en $30, se va a arreglar la situación del país y que todo va a volver a como era antes de que se produjera este estallido social. Nosotros creemos que no, porque la demanda sigue, van a seguir las movilizaciones, eso es lo que estamos recibiendo a través de las noticias, ahora están entrando los sindicatos, los portuarios, los mineros y otros que se están expresando que también están planteando demandas. A mí me parece que los puntos que planteamos son los mínimos, podemos conversar con el conjunto de la Oposición sobre otros puntos, pero nos parece que es ahora cuando el gobierno tiene que establecer este diálogo, cambiar esta forma de reprimir a la gente, esta forma de tratar los problemas”.

“Prontamente deben desaparecer los militares de las calles, existen fuerzas policiales en nuestro país, se debe restablecer la normalidad y sobre todo se debe dejar que aquellos que se quieren manifestar puedan hacerlo y sin ningún tipo de restricciones, es decir, lo que está demandando la organización social es poder manifestarse en libertad con plena confianza y seguridad en su vida”.

Finalmente, el presidente subrogante del Partido Progresista de Chile, Ricardo Godoy, destacó que “Nosotros venimos a reiterar el llamado a la Oposición y –especialmente- al gobierno, a que escuche el llamado que estamos haciendo como Unidad para el Cambio, y a los actores políticos sociales, a la más amplia unidad para una agenda corta, para que haga efectiva la transformación que está demandando la ciudadanía en materia de justicia y de dignidad de vida”.

Y agregó, “Que esta agenda no solamente se traduzca en lo que hemos señalado nosotros, éste es el primer paso para avanzar en las demandas ciudadanas, queremos transitar -de manera efectiva- a una nueva Constitución. Lo que está haciendo crisis aquí no es otra cosa que el modelo neoliberal que ha terminado de estresar al país, que ha terminado de reproducir solamente pobreza y ante eso, los Progresistas y Unidad, llama a que la mayor transformación que podemos realizar hoy como sociedad, para revitalizar este pacto social que hoy se ve agotado ante la ciudadanía, es un momento Constituyente, es un llamado a una nueva Constitución donde estén todos los actores políticos presentes, desde la derecha hasta la izquierda. Y que en ese diálogo junto a la ciudadanía, podamos construir reglas que vuelvan a hacer sentido a la sociedad y al país, que juntos volvamos a recuperar esa paz social que teníamos reconstruida previo a este gran estallido social.

“Por ello, es que el llamado al gobierno es a la cordura, a la moderación y también al Presidente, a que ese llamado de que estamos en guerra, trate de cuidar el lenguaje, que no siga estresando al país, que esta es una sociedad que quiere profundizar su democracia y no en algo que vaya en dirección contraria. Como Unidad para el Cambio estamos abiertos a esa mirada de país, a la posición de seguir construyendo, este es un desafío político en el cual todos los actores políticos nos debiéramos sentir convocados”, concluyó.

X