"La renuncia del Ministro Álvarez es lo de menos ante la falta de una política pública energética responsable y segura."

Home / Noticias / "La renuncia del Ministro Álvarez es lo de menos ante la falta de una política pública energética responsable y segura."
Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Marco_con_adherentes_3

A los progresistas no les sorprendió la renuncia del Rodrigo Álvarez como Ministro de Energía, quien durante casi tres semanas estuvo tratando de negociar a nombre del gobierno con los dirigentes del movimiento social en Aysén, ya que al momento de los acuerdos en Santiago, se enteró por la prensa de la reunión en La Moneda y no estuvo entre los invitados, al ahora ex Ministro no le quedaba otra posibilidad que renunciar.

Marco_con_adherentes_3

A los progresistas no les sorprendió la renuncia del Rodrigo Álvarez como Ministro de Energía, quien durante casi tres semanas estuvo tratando de negociar a nombre del gobierno con los dirigentes del movimiento social en Aysén, ya que al momento de los acuerdos en Santiago, se enteró por la prensa de la reunión en La Moneda y no estuvo entre los invitados, al ahora ex Ministro no le quedaba otra posibilidad que renunciar.

En menos de dos años, dicen los progresistas, este gobierno ha tenido cinco Ministros de Energía, incluyendo a Laurence Golborne, cuyo paso por ese Ministerio no dejó huella alguna. En realidad son seis los Ministros en ese corto lapso, al incluir a Marcelo Tokman ayer Ministro de la Concertación y hoy flamante miembro del Comité de Expertos del Gobierno.

La pasarela en que se ha convertido éste ministerio, dicen los progresistas, da cuenta de la escasa, lamentable y preocupante importancia que en los hechos le otorga este gobierno a este sector estratégico en el proceso de desarrollo. Marco Enríquez-Ominami, líder de los progresistas, señaló en la ciudad de Calama que, esta situación refleja la incapacidad del gobierno “no sólo la de adoptar una política energética consciente de los desafíos de desarrollo, ambientales, de cambio climático y de acceso a la energía a precios razonables de parte de la gente y la PYME, y de seguridad en el suministro eléctrico”.

Miguel Márquez, coordinador de la Comisión de Energía del Movimiento Progresista, agregó a otras falencias “lo poco que han anunciado en política de oferta eléctrica se contradice plenamente con los desafíos que Chile enfrenta en el corto y largo plazo: el alza persistente de las tarifas eléctricas y de precios de los combustibles, la judicialización creciente de los proyectos energéticos, a lo que se suma la ineficiencia del SIPCO” , Márquez sostuvo además que, existe una grave crisis de ENAP, seis presidentes de directorio en dos años y las crecientes dificultades para el acceso a leña seca y de oferta de ella a precios razonables para la gente.

Según los progresistas, la lista de problemas es larga y se acrecentará aún más pues a la falta de política energética se suma el recorte de presupuesto nacional 2012 en eficiencia energética y energías renovables, todo ello mientras aumentan las rentabilidades de las empresas energéticas sigue aumentando.

El PRO quiere llamar la atención sobre este hecho esencial de falta de política pública en un sector estratégico pero que a todas luces le ha quedado grande a este gobierno. No deja de ser al menos insólito que mientras el Presidente participa en la II Cumbre sobre la Seguridad de la Energía Nuclear, en Chile se acepte la renuncia del Ministro de Energía y en su reemplazo se nombre a Sergio del Campo, ex Superintendente de Educación en dictadura y luego fue ex Gerente General de la Termoeléctrica Guacolda y gran opositor a la nueva Ley de Emisiones.-

X