Paremos el acoso sexual callejero

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Gonzalo Valenzuela
En Chile, a partir de los 14 años las niñas comienzan a sufrir acoso sexual mientras que el 20% de las mujeres con 18 años o más, lo sufre todas las semanas según datos del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC).

Actualmente en nuestro país no existe regulación frente al acoso callejero y en los casos de denuncias se recurre al artículo 373 del código penal que identifica el delito de “Ofensas al Pudor”, situación que deja al desamparo la protección e integridad en las personas que son violentadas por el acoso sexual callejero ya sea mediante acercamientos intimidantes, roces, tocaciones indebidas, registros audiovisuales del cuerpo de otra persona, persecución a pie o en medios de transporte, entre otros.

En abril del año 2016 se aprobó en la cámara de diputados el proyecto de ley Respeto Callejero que entiende al acoso sexual callejero como “todo acto de naturaleza o connotación sexual, cometido en contra de una persona en lugares o espacios públicos, o de acceso público, sin que mantengan el acosador y la acosada relación entre sí, sin que medie el consentimiento de la víctima y que produzca en la víctima intimidación, hostilidad, degradación, humillación, o un ambiente ofensivo en los espacios públicos”. Cabe resaltar que su tramitación se encuentra inconclusa ya que falta la aprobación del Senado, siendo difícil comprender cómo leyes tan importantes de promulgar aún siguen durmiendo por una parte del Congreso.

Sin duda, el proyecto de ley es fundamental para avanzar hacia un cambio cultural muy necesario en nuestra sociedad, con una mirada progresista y de base en el respeto hacia el prójimo, el proyecto de ley va en la línea de la encuesta realizada por OCAC el 2015 apoyada por ONU Mujeres, encuesta definida en el razonamiento ¿Está Chile dispuesto a sancionar el acoso callejero? Cerca de un 85% de chilenos cree que el acoso callejero debe ser sancionado por ley.

El proyecto de ley fue levantado por una bancada transversal de diputados, sin embargo, ya cumplió un año a la espera de su aprobación en el Senado. Lo anterior reafirma nuestra posición como progresistas: debe existir un parlamento unicameral, eliminándose el Senado en Chile.

Siempre en la lógica de erradicar el acoso sexual callejero, en mujeres, hombres, niñas y niños en el país, y sobre todo abocado a las cifras de acoso que entrega OCAC frente a mujeres, es inaceptable que en pleno siglo XXI una mujer no pueda caminar tranquila por la calle. El acoso es violencia y nadie tiene derecho de dar “piropos” a otra persona y hostigar a alguien por su apariencia física o porque simplemente vemos a una mujer caminar sola. Es tiempo de frenar el acoso sexual callejero, lo que implica un cambio en nuestra cultura; el respeto hacia el prójimo es fundamental.

Mediante la presente columna escrita en este medio de comunicación, aprovechamos de realizar un llamado al gobierno a dar urgencia a la tramitación del proyecto para su aprobación, por el derecho de vivir en paz, por el respeto hacia todas y todos, paremos el acoso sexual callejero.

Fuente: El Mostrador

X
Skip to content