Navarro critica programa para reclutar a “segunda línea de salud”: “Es racista y excluyente con profesionales extranjeros”

Navarro critica programa para reclutar a “segunda línea de salud”: “Es racista y excluyente con profesionales extranjeros”

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
  • El senador Alejandro Navarro (PRO), rechazó la apertura del programa “Yo Sirvo a Mi País” que busca reclutar profesionales de la salud para el combate contra el coronavirus, y llamó al Senado a despachar el proyecto que elimina las pruebas de validación de los títulos para profesiones extranjeros; Eunacom y Conacem, que ya fue aprobado por la comisión de salud de la Cámara Alta.

Concepción, sábado 25 de abril de 2020. El senador por la región de Biobío, Alejandro Navarro, criticó el programa Yo Sirvo a Mi País impulsado por el gobierno, consistente en la apertura de una bolsa de empleos para incorporar, por trabajos a honorarios o mediante contratos transitorios bajo el Código del Trabajo, profesionales de la salud al sistema público, que sean de reemplazo para la denominada “primera línea de la salud” que ya acumula casi 2 meses desde el inicio de la pandemia en Chile.

Sobre el programa presentado por el Ejecutivo, el progresista indicó que “Yo Sirvo a Mi País, es excluyente, es racista, y la verdad que es hasta xenofóbico. Todos los que están en Chile deben servir a Chile y creo que excluir a profesionales extranjeros en estos minutos de pandemia es un grave error del ministerio de salud y del gobierno”.

Junto con esto, el parlamentario del Partido Progresista, llamó al Senado y al gobierno a patrocinar y despachar el proyecto de ley, que fue aprobado unánimemente por la comisión de salud del Senado, que suspende el Examen Único Nacional de Conocimientos Médicos (EUNACOM) y de Certificación de Especialidades Médicas (CONACEM), destinos a validar los títulos y conocimientos de profesionales de la salud provenientes del extranjero.

Al respecto, el parlamentario progresista señaló que “la primera línea de salud está agotada, está contagiada, y el gobierno tiene el deber de revelar el número de médicos, de enfermeras, de personal paramédico, que está contagiado en cada región del país y estimar cuántos son los profesionales necesarios para su reemplazo”.

“En Chile hay más de 4mil médicos extranjeros dispuestos a trabajar de manera inmediata. En Chile hay 2mil 800 médicos chilenos y extranjeros esperando que se les dé la certificación de su especialidad, por eso, hemos pedido a la comisión de salud del Senado, que agilice el proyecto de ley que he presentado junto a otros senadores para suspender el EUNACOM y el CONACEM. Ambas pruebas son una muralla, un bloqueo a la posibilidad que estos profesionales puedan ingresar de manera inmediata al servicio publico no importando su nacionalidad”, puntualizó el senador del Biobío.

“Por eso exijo que nuestro proyecto de ley sea tratado y votado en la sala del Senado, porque ya fue aprobado por una unanimidad en la comisión de salud. De esta forma, todos los profesionales de salud, no importando su nacionalidad podrán incorporarse para enfrentar al coronavirus”, cerró.

X
Skip to content