[Luces del siglo] Tiene América fuerza y aire de cambio

[Luces del siglo] Tiene América fuerza y aire de cambio

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Desde el ‘Sí’ chileno para sustituir la Constitución heredada por Pinochet hasta el triunfo de Biden en EU, en América se gesta un cambio progresista.
CÉSAR MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde el “Sí” chileno para sustituir la Constitución heredada por Augusto Pinochet hasta el triunfo de Joe Biden en Estados Unidos, en América se gesta un cambio progresista, consideró Marco Enríquez Ominami, uno de los líderes del denominado Grupo de Puebla, un foro político y académico integrado por representantes de la izquierda política latinoamericana.

“Está ganando una fuerza tranquila de cambio, los valores humanistas, progresistas, están triunfando”, señaló Enríquez Ominami en entrevista telefónica desde Chile.

De origen franco-chileno nacido en Santiago, Enríquez Ominami fundó el Partido Progresista chileno, fue diputado en su país y se le ubica como amigo cercano del presidente argentino Alberto Fernández, a quien describe, al igual que al mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, como un hombre de diálogo y de cambio.

“Tanto en Chile, como en Bolivia (con la victoria de Luis Arce), como en Argentina, como en México y muy pronto en Ecuador (que tendrá elecciones presidenciales en febrero), lo que está triunfando es la idea de que la economía requiere de estabilidad, de diálogo.

“La violencia, la injerencia, no ayuda a la economía, y creo que estos liderazgos, esta fuerza tranquila de cambio que está recuperando la confianza en las capas medias de América Latina, es muy importante”.

En ese sentido, planteó que el triunfo del demócrata Joe Biden ayudará para que en el mundo vuelva el multilateralismo, lo que consideró fundamental para el cono sur del Continente.

Sobre la postura de Andrés Manuel López Obrador de no reconocer aún el triunfo de Joe Biden, Enríquez Ominami indicó que es algo que no se ha discutido en el Grupo de Puebla, por lo que es cauto con sus palabras.

“México honra un principio que a mí me gusta: no todo lo que es bueno para Estados Unidos es bueno para América Latina, y no todo lo que es bueno para América Latina es bueno para Estados Unidos.

“Somos muy respetuosos y valoramos muchísimo el rol en política exterior que ha generado México; esta vuelta de México de mirar también al Sur es muy valorada por el Grupo de Puebla”.

– Con esta fuerza tranquila de cambio, ¿esperan que América Latina tenga un mejor futuro?

“Sí, pero con cuidado, porque somos la región del retraso, América Latina ya no es la región de la esperanza, es la región del rezago, detrás de África y de Asia, hoy ya no somos soberanos ni protagonistas del debate mundial, somos testigos”, reflexionó Enríquez Ominami.

Fuente: Luces del siglo

X
Skip to content