Jonatan Díaz Herrera, candidato a gobernador por la Región del Bío-Bío: “Somos los habitantes de nuestra región, los miembros de nuestra comunidad, los llamados a decidir el destino de nuestro territorio”

Jonatan Díaz Herrera, candidato a gobernador por la Región del Bío-Bío: “Somos los habitantes de nuestra región, los miembros de nuestra comunidad, los llamados a decidir el destino de nuestro territorio”

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La vida de Jonatan Díaz Herrera, 37 años, casado y padre de 2 hijas y 2 hijos, está tomando por estos días un rumbo diferente, sin embargo, se trata de un camino hacia el que ha enfilado desde sus años de estudiante.

Secretario General del Partido Progresista de Chile (PRO) y Director Ejecutivo del Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, hoy es además candidato a Gobernador Regional del Bio Bío para la elección primaria del 29 de noviembre de este año, representando al PRO en el pacto Unidad Constituyente.

Fue presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad San Sebastián de Concepción destacando su rol en la denominada “Revolución Pingüina de 2006”, representando, en ese contexto, a los estudiantes de educación superior de todo el país en el Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación.

Durante su época escolar fue presidente del Centro de Estudiantes del Centro Educacional de Alta Tecnología (CEAT) de San Pedro de la Paz para luego, en 1999, ser electo Parlamentario Juvenil del entonces Distrito 44 (hoy distrito 20) para representar a los estudiantes de educación media de Concepción, Chiguayante y San Pedro de la Paz en la Cámara de Diputados del Tercer Parlamento Juvenil en el año 2000.

Es Administrador Público, Licenciado en Gobierno y Gestión Pública, Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Licenciado en Seguridad y Defensa, Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE), con especialización en Descentralización y Gobernanza Local del Instituto Universitario Ortega y Gasset y Diplomado en Cohesión Territorial para el Desarrollo FLACSO.

Este recorrido previo demuestra que la ruta hacia su actual candidatura para ser el primer gobernador de la Región del Bio Bío, es sólo un paso natural en el camino que ha construido a lo largo de estos años.

 ¿Por qué decidió ser candidato a gobernador?

Durante este último año, los ciudadanos y ciudadanas nos hemos expresado en los barrios, las comunidades y las calles, demandando cambios profundos que pongan fin a los abusos y la desigualdad, a las injusticias y a la exclusión. Exigimos cambiar la actual Constitución por una que permita establecer un Estado social de derecho, con participación ciudadana efectiva y derechos sociales reales y concretos, poniendo en el centro a la persona, es decir, el ejercicio de una política más humana.

Aspiro a ser un aporte para lograr este propósito, en el contexto de las próximas elecciones de Gobernadores Regionales que, por primera vez en la historia, se realizarán en nuestro país y que son una de las batallas clave en el camino hacia un Chile que realmente incluye y protege a sus habitantes: el Chile que “quiere ser” y que estamos convencidos, “puede ser”. No tengo dudas de que en ese desafío están comprometidas las esperanzas y los sueños de centenares de miles de chilenas y chilenos de nuestra región del Bio Bío y por eso me pongo completamente a disposición para cumplir con estos objetivos y soñar juntas y juntos.

Como gobernador, ¿cuáles serían sus principales luchas?

Estoy convencido de que la verdadera democracia, la inclusión social y la sustentabilidad, son los principios clave para construir un nuevo pacto social, y esto en gran medida requiere materializar el propósito de la descentralización del poder, en un proceso que transfiera recursos y facultades a las Regiones y supere el lastre del centralismo que ha prevalecido siempre en la historia de nuestro país.

Otra de mis principales luchas será incluir el enfoque de género en todas las políticas públicas, planes y programas regionales, con el objetivo de superar las barreras y las desigualdades estructurales que, aún hoy, afectan fundamentalmente a las mujeres.

Estoy muy consciente de que este desafío será más grande aún post – pandemia, porque debemos re impulsar el desarrollo de nuestra región y para ello, es fundamental poner el mayor esfuerzo en el empleo, el emprendimiento y la economía regional, pero esto no sería posible si no aseguramos, de manera paralela, sistemas de salud y educación robustos y que pongan en el centro a las personas.

 ¿Cuáles cree que serían sus principales aportes?

Las reformas profundas al gobierno y la administración regional son un paso adelante que requieren su profundización y perfeccionamiento. Necesitamos gobiernos regionales con real autonomía política y administrativa, facultades y recursos suficientes para el desarrollo territorial.

Lo anterior es clave para cerrar las brechas de bienestar y oportunidades entre regiones y comunas de Chile, y cimentar un desarrollo inclusivo. Para ello, es fundamental cambiar el paradigma local de la administración pública, es factible avanzar en esto, en un nuevo modelo de gobernanza colaborativa, donde lo público, lo privado y la sociedad civil, sean corresponsables sobre la política y programas diseñados para nuestra región. Nunca más una participación testimonial, llegó la hora de configurar una participación vinculante y efectiva, somos los habitantes de nuestra región, los miembros de nuestra comunidad, los llamados a decidir el destino de nuestro territorio.

 ¿Tiene ya un programa pensado para presentar a los votantes de la región?

Nuestro programa de gobierno regional pretende ser la base para trabajar, dialogar y construir en conjunto, con todas y todos los habitantes de nuestra región, un camino de profundización de la democracia, construcción de mayor igualdad social y económica, recuperación de recursos naturales, creación de desarrollo sustentable y respeto irrestricto a los Derechos Humanos, haciendo que la soberanía de este país radique en su pueblo.

Para ello, implementaremos un proceso participativo que hemos denominado “Comunidad para el Cambio”, el que será aplicado en las 33 comunas de nuestra región y llevado al nivel provincial y regional en los primeros 100 días de gobierno regional. Esto permitirá contar con los sueños y aspiraciones de las y los habitantes de nuestra región, y hacer de esos mismos sueños un programa regional para el periodo 2021 – 2025. Esto será un cambio profundo en la forma de ver la democracia, nos proponemos implementar un modelo de gobernanza colaborativa porque los desafíos que enfrentaremos así lo demandan.

¿Cuáles serían los compromisos más urgentes con la región?

Nuestra región enfrentará desafíos complejos en los próximos meses, por eso es fundamental que podamos trazar un destino común, con mecanismos efectivos de participación ciudadana, no podemos seguir construyendo soluciones desde las oficinas o replicar la centralización a nivel local.

No obstante, he propuesto como base de ese debate los siguientes objetivos estratégicos, que serán parte de muchos otros que se abordarán desde la ciduadanaía: derecho a  salud, y a educación; creación de nuevos empleos por medio de una alianza público-privada; implementación de un modelo económico sustentable para la región; reactivación económica del comercio y el emprendimiento,; viviendas dignas y nuevo plan de habitabilidad, que permita a las familias acceder a este derecho; derecho al agua y saneamiento sanitario; ciudades más humanas tanto en el área metropolitana del gran Concepción como en las otras ciudades de nuestra región; protección del medio ambiente; nueva gobernanza colaborativa; seguridad; deporte; igualdad de género; política de gestión de riesgos ante desastres; pueblos originarios y desarrollo económico.

¿Qué lo diferencia de otros candidatos al cargo?

Primero, y muy importante, represento una generación de cambio, es mi primera elección y estoy convencido de que es posible la renovación en la política si la gente esta dispuesta a votar por caras nuevas y no solamente por los conocidos, de otro modo nos seguirán gobernarando los mismos de siempre.

Muchos de los otros candidatos han sido autoridades designadas del nivel central, y si bien  creo que hay valor en el trabajo que hicieron, en tiempos difíciles se requiere de un liderazgo capaz de representar a la gente, no solo “ponerse” de su lado, sino más bien,  “ser” de su lado y no un funcionario más de La Moneda.

Es tiempo de que la gente, con valentía, dé el paso para el verdadero cambio, y para eso es necesario dar la oportunidad a gente nueva. Uno de los nuestros puede ganar y eso depende del apoyo de la ciudadanía este 29 de noviembre.

Para renovar la política se deben dar dos condiciones: primero, que alguien nuevo se atreva y segundo, que la gente, los votantes, le den su respaldo. La gente demanda oportunidades y merece políticos que tengan el valor de dárselas.

X
Skip to content