Declaración Progresistas Biobío de rechazo al negacionismo

Declaración Progresistas Biobío de rechazo al negacionismo

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

En una fecha como hoy hace 46 años no sólo murió un gran hombre como el compañero presidente Salvador Allende, sino que murió un sueño, un sueño que se había ganado en las urnas, voto a voto, estableciendo así la decisión de un pueblo de tener un gobierno de ideales socialistas que estuviera a cargo del destino de la patria, buscando con ello el bienestar de todos los ciudadanos y ciudadanas sin distinción de clase social u origen socioeconómico.

Es la democracia la que fue vulnerada, es la decisión de un pueblo soberano la que fue sometida, esa es la democracia derrotada el ’73 en Chile, un suceso histórico que no estamos dispuestos a olvidar, que no estamos dispuestos a negar y que debemos comprender. Es por eso que repudiamos de donde provenga el negacionismo venga de donde venga y es así como declaramos lo siguiente;

1.- Rechazamos el negacionismo impuesto, ya que son hoy los mismos poderosos que ayer asesinaron a Allende y a un grupo de patriotas que impulsados por la más clara demostración de amor cayeron bajo la doctrina fascista impuesta.

2.- Rechazamos el actuar de un gran número de demócratacristianos que desde el inicio de su historia han traicionado al pueblo chileno, traicionaron al gobierno popular y lo siguen haciendo en la actualidad.

3.- Rechazamos las declaraciones impresas en medios escritos el día de hoy que han sido financiados históricamente por organizaciones extrajeras que no sólo han financiado golpes de estado en chile, sino que en un sin número de países, avalando con ello la muerte y violación de derechos humanos en el planeta.

4.- Rechazamos la impunidad de militares que asesinaron, violaron y ejercieron terror sobre un pueblo desbastado.

5.- Rechazamos el silencio cómplice ejercido por todo aquel que lo deje de hacer por cuestiones convenientes, impulsar el análisis critico y plantearlo abiertamente nos ayudará a reparar heridas que año a año se abren con la odiosidad que ya conocemos.

Más allá del silencio del gobierno de Sebastián Piñera, organismos de Estado en su conjunto, medios escritos u otros sobre esta fecha dolorosa para Chile, el juicio histórico es solo uno. Ya a 46 años del 11 de septiembre de 1973 en donde se lleva a cabo un Golpe de Estado por las Fuerzas Armadas, Fuerza aérea y el ejército de Chile, es derrocando y asesinado el presidente Salvador Allende electo democráticamente por la voluntad del pueblo.

En esta fecha las y los Progresistas tenemos la responsabilidad histórica de establecer nuestro sentir y reafirmamos nuestro compromiso por la búsqueda de la verdad, el acceso a la justicia y la reparación de las víctimas que fueron de forma inhumana torturadas, asesinadas y desaparecidas, por querer y empujar un Chile justo, popular y democrático.

X