Decálogo feminista para partidos políticos

Decálogo feminista para partidos políticos

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Como dirigentas y dirigentes de la diversidad de partidos y movimientos políticos que son parte de la izquierda y la centroizquierda chilena, en miras al aumento de la participación de mujeres en política institucional y a la instalación de una cultura política feminista en nuestras organizaciones e instituciones de representación, comprendiendo la paridad como una herramienta en ese sentido, nos comprometemos con lo siguiente:

  1. Asumimos el feminismo como una lucha democrática, emancipadora y por la igualdad, que hoy se expresa en un conjunto de demandas sociales, pero que es, además, una herramienta política para entender y resolver los problemas que aquejan a nuestra sociedad.
  2. Entendemos el feminismo desde una perspectiva interseccional, comprendiendo que las formas de opresión que nos aquejan son múltiples, por ello, reconocemos todos los feminismos que integran la diversidad de mujeres que habitan nuestro territorio.
  3. El feminismo es una forma de hacer política y ejercer el poder democráticamente. Ante una política masculinizada y aún liderada principalmente por hombres, asumimos el compromiso de democratizar nuestros partidos, cultural e institucionalmente, avanzando en paridad para cargos orgánicos -políticos, ejecutivos y técnicos-, abandonando, por ejemplo, las prácticas de división sexual del trabajo al interior de los partidos y promoviendo apoyo integral a las compañeras que asuman cargos de dirigencia.
  4. Asumimos el compromiso de erradicar la cultura machista de nuestras organizaciones, tomando medidas concretas contra la invisibilización, el ninguneo a las aproximaciones emocionales, los paneles de hombres, directivas compuestas mayoritariamente por hombres, acoso sexual o político en razón de género, mansplaning, manterrupting, y otros comportamientos sexistas.
  5. Nos comprometemos con comenzar desde ya un plan de preparación y formación de futuras candidatas, de jefaturas de campaña, de analistas electorales y comunicadoras, con una mirada feminista, a fin de contar con candidatas y equipos preparados para la disputa electoral.
  6. Nos comprometemos con la constitución de espacios de negociación electoral paritarios y con el cumplimiento de una plantilla electoral paritaria en las elecciones de concejales, alcaldes y gobernadores regionales, aunque la ley no lo exija, avanzando hacia una paridad efectiva en las próximas elecciones parlamentarias.
  7. Nos comprometemos con un diseño electoral paritario que apunte a un plan de elegibilidad paritaria, asegurando candidaturas de mujeres en municipios competitivos y posiciones prioritarias que faciliten la competencia electoral y no solo el cumplimiento de la cuota de género.
  8. Asumimos el compromiso de generar condiciones materiales que faciliten la participación electoral y la elegibilidad de mujeres candidatas, como apoyo en labores de cuidado; financiamiento equitativo de campañas; medidas de apoyo para “el día después de la elección”; límites a la reelección o a la lógica del que “tiene mantiene”.
  9. Nos comprometemos con la implementación de planes de formación política feminista para las militancias, generando espacios formativos desde la institucionalidad partidaria –y no solo de los frentes o vicepresidencias feministas o de mujeres–, considerando esta formación para las actuales y futuras dirigencias que ejerzan cargos orgánicos y de elección popular.
  10. Finalmente asumimos la necesidad de elaborar programas de carácter feminista, para las elecciones municipales y parlamentarias que se avecinan, como expresión de un esfuerzo por avanzar en triunfos concretos para los territorios y comunidades para los que trabajamos.

¡Mujeres al Poder!

X