Columna | Colina despertó: la comuna de Gustavo Gatica demanda cambios en Chile y el territorio

Columna | Colina despertó: la comuna de Gustavo Gatica demanda cambios en Chile y el territorio

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

por Francisco Javier Piña

Progresista y dirigente social

No hay duda: Chile despertó y Colina también irrumpe en demanda de transformaciones de fondo. Luego de ser una de las comunas que registró mayor respaldo a la dictadura en el plebiscito de 1988 y de tener un alcalde de la UDI desde hace 19 años ininterrumpidos, hoy comienza a mutar su perfil.

Colina es el hogar de Gustavo Gatica, el joven que perdió su vista por la represión policial, quien vive en la comuna, donde además estudió su enseñanza secundaria en el Colegio San Sebastián y su madre Prudencia labora como educadora de párvulos. Es también uno de los territorios que vivió una generalizada protesta ciudadana desde el 18 de octubre, y en la que se registró una violenta represión policiaco–militar. También es la localidad que dio una muestra de conciencia democrática cuando en la pasada Consulta Comunal, logró instalar 44 mesas autoconvocada por asambleas territoriales, creadas por los propios vecinos.

Asistieron 9.240 personas, cifra que marcó un hito histórico, sobre todo si se le compara con la consulta on line realizada el 30 de junio de 2019, organizada por la Municipalidad para consultar si debía existir toque de queda para los menores de 16 años. Esta consulta virtual alcanzó apenas 6.481 votos, contando con todo el apoyo y financiamiento municipal.

Las asambleas territoriales, en conjunto con el Colegio de Profesores Provincial Chacabuco, convocaron a 9.240 presencialmente, lo que provocó incluso grandes filas de 45 minutos de espera en algunas mesas, tiempo que fue ocupado para  hacer comunidad y generar debate respecto a los temas nacionales y comunales.

En una de las mesas se vivió un momento de enorme emoción cuando asistió a votar Gustavo Gatica, provocando mayor motivación entre las y los vecinos para seguir con la lucha en contra de los abusos y la desigualdad.

El alcalde Mario Olavarría mostró su desconexión con la realidad, al señalar por Twitter que era imposible que votaran 9.000 personas. El edil se negó a realizar la consulta impulsada por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM). También compartió en sus redes sociales la imagen de una “fake news” de la ultraderecha local que llamaba a no participar de la iniciativa ciudadana asegurando que el proceso abriría “la puerta a un fraude mayor en plebiscito del mes de abril”.

Olavarría declaró a “Chicureo Hoy” que la consulta ciudadana en Colina era una iniciativa que era es impulsada por “adherentes a la izquierda” y subrayó que “sus actividades casi siempre tienen baja convocatoria”.

¿Habrá tomado nota de que Colina despertó?

Fuente: Crónica Digital

X