Columna | Proceso Constituyente y Equidad de Género

Columna | Proceso Constituyente y Equidad de Género

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Claudia Segovia

Vicepresidenta de Género RM

Frente de Mujeres Progresistas Tati Allende

Hoy todas las mujeres Chilenas, nos encontramos en un momento Único.

Históricamente nuestras necesidades y concepciones del mundo han sido invisibilizadas, marginándonos sistemáticamente de los procesos en donde se toman decisiones de relevancia para la vida social.

Solo hace veinte años fuimos visibilizadas como sujetas y hoy se abren las puertas a la equidad de género. Porque la convención constituyente que elabore la nueva constitución deberá contemplar equitativamente la participación de hombres y mujeres, logrando que la igualdad de género se consagre desde la cúspide de nuestro ordenamiento jurídico, transmitiéndose en todo nuestro sistema.

La incorporación paritaria de las mujeres en el órgano constituyente, nos dotara de una voz política que mejore las posibilidades para que nuestros intereses sean considerados de mejor manera.

Pero además, Necesitamos que la nueva constitución vaya más allá de la mera consagración de igualdad entre mujeres y hombres. Esta constitución debe tener un enfoque de género, que garantice los derechos de todas y todos, sin ninguna discriminación. Debe ser elaborada en un lenguaje inclusivo, en donde el género gramatical nos incluya como mujeres.

Esta Constitución debe establecer como deber del Estado contar con las herramientas necesarias para eliminar todo tipo de discriminación. Consagrando los deberes y obligaciones específicas del Estado como garante de derechos.

La desigualdad de género es estructural, porque abarcan dimensiones políticas, sociales y económicas, por tanto las respuestas deben provenir de la modificación de las estructuras de quienes distribuyen el poder y la Constitución hace justamente eso.

La participación femenina en este proceso constituyente a través de la paridad de género es prioridad y la nueva Carta Magna, no puede ser pensada sin nosotras las mujeres.

Porque por primera vez en la historia de Chile, la conformación de la Constitución, será mediante un debate abierto a la ciudadanía y las mujeres debemos estar representadas en términos de paridad en todas y en cada una de las etapas en este proceso constituyente.

Hay poderosas razones que vinculan la legitimidad política del proceso constituyente con su justicia material al incorporar la paridad de género como un principio estructural del órgano constituyente lo que nos da como respuesta una mejor representatividad en la democracia chilena.

MUJERES, SIGAMOS AVANZANDO POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN QUE INICIE UN CHILE NUEVO.
YO APRUEBO CHILE DIGNO.

X
Skip to content