[Columna] La fiesta debe terminar

[Columna] La fiesta debe terminar

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Claudia Segovia

Vicepresidenta de Género Región Metropolitana

“Siempre soñé con hacer una fiesta de disfraces, porque mi abuelo me decía mujer maravilla” (Santelices, 2018). Frase declarada por Macarena Santelices, actual Ministra de la Mujer, en una nota publicada en el diario la Cuarta. Diario conocido por su enfoque machista y misógino, a propósito de la celebración de su cumpleaños cuando aún se desempeñaba como Alcaldesa de Olmue. La nota fue realizada por el entonces generador de contenidos para este medio Jorge Ruz Arias, actual jefe de división de estudios del Ministerio de la Mujer, nombrado recientemente por la Ministra Santelices.

Es claro el gusto de Macarena Santelices por las fiestas de disfraces, porque justamente es eso lo que está ocurriendo en el ministerio de la mujer y equidad de género. Desde el nombramiento de la actual Ministra y ahora con la designación de Ruz, seguimos viendo en el Ministerio de la mujer nombramientos que como cual disfraz ocultan las faltas de competencias para los cargos que se les están designando.

El recién nombrado jefe de división de estudios en el Ministerio de la Mujer Jorge Ruz, presenta experiencia como productor ejecutivo en contenidos y experiencias en el medio La Cuarta, además de ser gestor de eventos que no tienen ninguna relación al área de investigación en políticas de equidad de género. Su desarrollo profesional más bien da cuenta de una trayectoria en enfoque sexista y cosificador hacia la mujer.

Su nombramientoe es un claro error y su desempeño en el cargo difícilmente podrá contribuir con propuestas significativas que aporten en las áreas de estudio e investigación que son de relevancia para asegurar el bienestar y la seguridad de las mujeres.

Esta designación demuestra la irresponsabilidad, falta de compromiso y sensibilidad con todas las mujeres en la forma como se está gestionando la cartera. Su nombramiento es un claro sin sentido de seguir nombrando a personas que no tienen ningún tipo de conocimiento teórico ni formación para los cargos designados. No es posible que un hombre que se ha dedicado en su trayectoria profesional a cosificar a las mujeres tenga un cargo en el Ministerio de la Mujer. La falta de interés por la vida de las mujeres de este gobierno cada vez es más evidente.

La actual pandemia vivida, agudiza la violencia patriarcal de miles de mujeres y la respuesta del gobierno es permitir y nombrar a personas que no califican para los cargos como Macarena Santelices de Ministra y ahora Jorge Ruz como jefe de división de estudios en el Ministerio de la Mujer, demostrando una vez más que la prioridad del cuoteo político está por sobre la agenda de género. Estos cargos deben ser revocados. ¡Esta fiesta debe terminar!

X
Skip to content