Columna | En tiempos de epidemia los ciudadanos organizan rebelión de las masas

Columna | En tiempos de epidemia los ciudadanos organizan rebelión de las masas

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Antonio Rojas

Presidente Región de O’Higgins

Inicio de abril de 2020, Chile y las RRSS viralizan la “nueva de las nuevas” noticias: Zoom no es un espacio privado.

Lo primero que aparece en mi imaginario son las largas reuniones que hemos tenidos los PROgresistas ; en todas ellas hemos “confabulado en contra del gobierno”. Nunca se me pasó por la mente que nuestras largas, a ratos tediosas intervenciones (voces de representantes de todas las zonas del país) serían borradas por siempre del recuerdo de los participantes y menos pensé que estábamos en una reunión del “cuarto” de los encapuchados que solo conocían la identidad propia.

Lo segundo fue cuestionarme lo que mi hija escribía en la madrugada del segundo día del mes : “Además que a estas alturas de la vida hay que ser muy ingenuo para creer que alguno de estos medios de comunicación son realmente privados”. Me dije veré lo que dice el amigo Google de esto y NO pude gritar EUREKA , ya que eran tanto los artículos y los estudios que ponen evidencia tesis e información que apoyan científicamente la reflexión de mi bella, critica y rebelde hija. Usé palabras claves para buscar textos subidos a la WEB: internet, espacio privado, participación, entre otros. Mientras veía los títulos y referencias de sus contenidos, pensaba en que lo observado era una mínima parte de lo publicado; uno porque la pantalla solo logra desplegar algunos por orden de frecuencia y cronología de publicación y dos, porque son solo los textos que están en idioma español. O sea: Son miles de estudio que apoyan la reflexión de mi niña.

CONCLUSIÓN: Nunca descubrimiento.

  • La propiedad de los espacios virtuales tiene dueños (personas naturales, empresas y/o Estados) por tanto ellos los administran y los “monitorean”.
  • Por iniciativa propia millones de ciudadanos han decidido comunicarse a través de estos medios y exponer parte de su vida privada en ellos; solo marcos normativos de moral y costumbres le ponen límite a lo que publican.
  • Hoy los procesos de transformaciones político-económica son organizados por “grupos” de personas que buscan conducir estos procesos por el camino de sus intereses ideológicos y de “codicias personales”. Esas organizaciones se reúnen, conversan, se comunican y cada cierto tiempo se “filtran” sus secretos de reuniones: Alguien “pinchó teléfono”, alguien “Infiltró” uno de sus espías, alguien “contó” el secreto de la reunión; alguien vendió la información secreta….ALGUIEN HA HECHO LA PROFESIÓN DE HACKER y, cuan pirquinero, busca afanosamente encontrar el cofre con oro al final del arco iris o en un remoto rincón de la WEB…. “Si lo encuentro vendo y asciendo en la pirámide socio-económica”.
  • Las reuniones de trabajo, de organización política, culturales, y de cualquier organización social, son dirigidas por “preclaros lideres” que sabrán cuando se realizan con micrófono abierto y sabrán qué hablar o no verbalizar; sabrán que lo planificado tendrá sus fuerzas contrarias que también buscarán los “medios” para levantar barreras que detengan el “avance enemigo”.
  • En esta convivencias de las contrapartes ideológicas es de perogrullo estar atento a la “jugada del contrario”.

Ergo: Si ya NO usarás WhatsApp, celular, así como los otros medios de comunicación virtual …CAÍSTE EN LA TRAMPA DEL TERROR.

Ahora si quieres hablar algo completamente privado y estás en cuarentena…Espera el fin de esta y podrás dialogar directamente con los confabuladores “en el cielo o en la tierra”.

X