Marco Enríquez-Ominami: “Nada justifica que en Chile todavía una mujer esté amenazada de cárcel cuando interrumpa su embarazo después de violada”

Comparte esta nota
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Domingo 27 de noviembre, 2016. Este mediodía el candidato presidencial del Partido Progresista, junto a dirigentes nacionales del PRO y la Defensoría Ciudadana del partido, pidieron en forma urgente al Gobierno y al Congreso la mayor celeridad para sacar adelante el proyecto de ley de Aborto por tres causales.

En la ocasión, el líder de los progresistas fue enfático al señalar que “hemos planteado que el Congreso saque pronto esta iniciativa que lleva 26 años debatiéndose, no en el Congreso, sino que en la sociedad chilena desde que volvió la democracia. En lo personal voy a emitir una opinión valórica, creo que la mujer tiene que tener derecho a decidir sobre su cuerpo, pero ese proyecto de ley fue censurado en el Congreso y hoy día hay otro proyecto, que también presenté en otro momento, y hoy valoro que se discuta lo que es el aborto con tres causales”.
Por otra parte, fue crítico del trabajo en el parlamento al expresar que “este es un Congreso ineficiente, por eso propusimos el viernes eliminar el Senado. Esta es la prueba que es un Congreso inepto, salvo excepciones, son dos años y medio de gobierno con una promesa hecha y va a pasar lo que pasó con el divorcio, Chile va a llegar 10, 20 o 30 años tarde a lo que el resto del mundo ya resolvió. Que, en caso de violación, en caso de riesgo de vida de la madre o inviabilidad del feto, las mujeres van a poder interrumpir su embarazo con un protocolo o con un procedimiento”.
Agregó que, “Chile siempre llega tarde en materia de libertades y por eso que hoy día los progresistas, los independientes y los voluntarios del cambio, le pedimos al parlamento déjense de ineptitudes. El país los está observando, se les paga y se les paga bien para que trabajen y están trabajando mal y además hipócritamente. Porque ustedes saben perfectamente que en el barrio alto se hacen abortos, que fuera de Chile los que tienen dinero hacen abortos y por tanto hoy el aborto es un asunto de clases. Quien tiene dinero, tiene derecho a interrumpir su embarazo y quien no tiene dinero, simplemente está amenazado de cárcel”.
Pero el candidato presidencial no se quedó ahí, sino que fue más allá e hizo un llamado a la presidenta diciendo que “ella es doctora y socialista, si no me equivoco es pediatra y cree en el estado laico. Si no me equivoco tiene todo el poder de Chile para empujar el derecho de las mujeres a no irse presa cuando interrumpen su embarazo según tres causales. Hoy día muchas mujeres de escasos recursos practican interrupción del embarazo, pero en condiciones clandestinas. El llamado en concreto al Ejecutivo es que le ponga discusión inmediata a un proyecto de ley que lleva décadas de discusión en la sociedad chilena y que fue un compromiso de campaña. Nada justifica que en Chile todavía una mujer esté amenazada de cárcel cuando interrumpa su embarazo después de violada, nada. Sólo la cobardía de un político. Y estoy seguro que Michelle Bachelet es valiente y que está comprometida con esto”.
Finalmente, Andrea Condemarín, vicepresidenta del PRO afirmó que “en Chile ocurren 33 mil abortos anuales y aunque tampoco se tiene muy clara la cifra, unos dicen 18 mil y otros 160 mil. Pero lo cierto es que el aborto existe y la mujer decide sobre su cuerpo. Y bajo esa perspectiva hoy día los parlamentarios todavía no dan el ancho y no sale del parlamento del senado esta ley que despenaliza el aborto en las tres causales. Entonces hacemos un llamado a dejar la hipocresía de lado, asumir que la mujer decide y frente a eso tomar las medidas del caso y hacer que la despenalización del aborto en sus tres causales sea un hecho”.

X
Skip to content